Posteado por: Rimisp | 3 diciembre 2008

¿Qué medidas deberían tomarse para enfrentar las consecuencias del cambio climático en la agricultura?

cambio_michoacan1

Cambio climático y desarrollo rural

Las pruebas científicas son hoy día incuestionables: el cambio climático constituye una seria amenaza mundial que exige urgentemente una respuesta asimismo mundial. Si bien es cierto que nadie puede predecir con total certeza las consecuencias del cambio climático, sí contamos con suficientes conocimientos para percatarnos de los riesgos. La mitigación, puesta en práctica de firmes medidas para reducir las emisiones, deberá entenderse como una inversión, un costo incurrido ahora y en las próximas décadas para evitar el riesgo de consecuencias graves en el futuro. Si estas inversiones se realizan acertadamente, los costos serán razonables y, al mismo tiempo, se abrirá una amplia gama de oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Preocupados por esta enorme tarea, el gobierno del estado de Michoacán, a través de la Secretaría de Desarrollo Rural, conjuntamente con el Banco Mundial y el Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, ha iniciado un estudio denominado: “Desarrollo de áreas rurales y cambio climático”. Este proyecto busca incidir en el diseño de estrategias y políticas públicas para mejorar la capacidad de las comunidades rurales de adaptarse al cambio climático sin sacrificar su bienestar social y su competitividad económica. En América Latina este proyecto se llevará a cabo en México, Perú y República Dominicana.

Los objetivos específicos del Programa Desarrollo Territorial Rural y Cambio Climático en Michoacán son:

1.-Contribuir a mejorar las estrategias y políticas de desarrollo rural del gobierno del estado de Michoacán, con base en un análisis riguroso de las dinámicas de desarrollo rural a escala territorial y de sus determinantes institucionales, económicas, sociales y naturales.

2.-Desarrollar y aplicar una metodología para fortalecer la capacidad adaptativa de los territorios rurales al cambio climático, a través de políticas y programas descentralizados y participativos.

3.-Fortalecer las capacidades de los actores rurales en territorios seleccionados de Michoacán para: interactuar con actores económicos y gubernamentales, formular planes estratégicos de desarrollo, y elaborar propuestas de proyectos de inversión que reflejen sus prioridades y expectativas.

4.-Facilitar procesos de aprendizaje mediante intercambio de experiencias con iniciativas similares en otros países de América Latina.

Asimismo se tiene considerado un trabajo en profundidad en territorios seleccionados, que consiste en implementar un plan de trabajo para cada zona seleccionada, que incluirá talleres, encuestas, focus group, actividades de capacitación y asesoría técnica a diversos actores (organizaciones de sistemas producto, gobiernos municipales, gobierno estatal, entre otros). Todo ello estará orientado a identificar estrategias de desarrollo territorial que simultáneamente faciliten procesos de adaptación al cambio climático y a apoyar el desarrollo de capacidades en los actores públicos y privados para llevar a cabo dichas estrategias.

Las personas más vulnerables al cambio climático serán los pobres y los que no tienen tierra. Las condiciones del comercio, la escasa infraestructura, la falta de acceso a la tecnología, la información y los conflictos armados harán más difícil que la pobreza pueda enfrentar las consecuencias del cambio climático en la agricultura. Muchas de las zonas más pobres del mundo, que dependen de sistemas agrícolas aislados, están expuestas a los mayores riesgos.

El cambio climático representa un reto único para la economía, pudiendo afirmarse que es el mayor y más generalizado fracaso del mercado jamás visto en el mundo. Las consecuencias de las acciones presentes sobre los futuros cambios climáticos poseen largos tiempos de espera. Lo que se haga ahora solamente tendrá un impacto limitado sobre el clima de los próximos 40 ó 50 años, las medidas que se adopten en los próximos diez o 20 años influirán profundamente sobre el clima de la segunda mitad del siglo actual y del siguiente. Es urgente que los gobiernos y la sociedad civil tomen conciencia y se adopten estrategias que vayan más allá de las palabras y declaraciones. En hora buena, los beneficios de la adopción de medidas prontas y firmes sobre el cambio climático superarán con creces los costos que implicará para el desarrollo rural en nuestro estado.

Por Marx Aguirre Ochoa
Fuente: Cambio de Michoacán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: