Posteado por: Rimisp | 23 diciembre 2008

Los biocombustibles, ¿solución o amenaza?

biocombustibles21

Los biocombustibles surgen, en principio, como alternativa ecológica, sostenible y no contaminante al petróleo. Como la gran solución al cambio climático… pero ¿es así realmente?

Los productores (EE UU, Brasil, Europa) ven en la producción de biocombustibles una oportunidad de desarrollo y una solución al cambio climático. La FAO y otros organismos internacionales alertan del aumento del precio de los alimentos y del peligro de desforestación para crear nuevos campos de cultivos. Por ejemplo la ONU dice que la producción de biocarburantes “es un crimen contra la humanidad”, debido al aumento alarmante del precio de los alimentos y sobre todo de los cereales.

Los biocombustibles son carburantes que derivan de la biomasa (vegetales o deshechos metabólicos) y pueden ser de dos tipos: bioetanol, un alcohol de origen vegetal que se fabrica a partir de materias ricas en azúcares o en almidón como, por ejemplo, la remolacha, la caña de azúcar o los cereales.

¿Inconvenientes?

Algunos estudios apuntan a que no habría terreno cultivable suficiente.

Por ejemplo, en EE.UU. toda la superficie cultivada de maíz actual sólo podría cubrir el 12 por ciento del consumo de gasolina estadounidense. Investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología del Medio Ambiente de la Universidad de Barcelona explican que el uso de biocombustibles tiene un impacto negativo económico, social y medioambiental. Veterinarios sin Fronteras denuncian que la producción conlleva un consumo de energía mayor que el que se genera.

Las consecuencias

La demanda de biocombustibles va en aumento. Si se necesitan más campos de cultivos o estos se desvían para el consumo de los automóviles, ¿qué pasa con los alimentos? Desde hace dos años los precios de los alimentos han ido aumentando, alcanzando un incremento del 80%. Subida que afecta con más dureza a los países en vías de desarrollo, frenando su crecimiento económico y llevando a hambrunas masivas de carácter global. Han subido la harina, el maíz, la soya, el arroz, el aceite, la leche, la fruta y la verdura fresca.

Lo más sorprendente es que según la FAO la producción mundial de cereales, arroz y de diversos cultivos en 2008 apunta a un récord, pero el precio de los alimentos aumenta. El problema no es la falta de alimentos en el mundo. La población Iberoamericana y del Caribe padece hambre pese a producir un 40% más de lo que se necesita para abastecerse.

Conclusiones

La paradoja de los biocombustibles es que verdaderamente podrían ser una solución, pero el problema es que no van a la raíz. Simplemente cambian un combustible de origen fósil por otro vegetal y no se potencia la diversificación de fuentes de energía, se apuesta por una sola.

Estamos ante una formidable campaña global para acelerar la producción de biocombustibles a partir de la soja, el maíz o la caña de azúcar en reemplazo de los derivados del petróleo, que nos hace plantearnos si esto será una ¿solución o amenaza?

Compartimos con ustedes el corto animado “Quiero ser una tortilla” realizado por Veterinarios Sin Fronteras que muestra cómo los agrocombustibles compiten con la alimentación.

Fuentes:
Bottup, tu noticia es la noticia
Blog Ciencias de la Tierra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: