Posteado por: Virginia Soto-Aguilar C. | 4 agosto 2009

Cambio climático en el uso y gestión del agua

cambio_climatico

El Boletín InterCambios ha publicado su edición número 100. Para conmemorar este logro compartimos con ustedes la introducción del boletín titulado “Cambio climático en el uso y gestión del agua: las respuestas de las poblaciones excluidas en América Latina y el Caribe”.

Lea el Boletín InterCambios Nº100 entrando a:
www.rimisp.org/boletin_intercambios/index_boletin.php?id_boletin=144 

El mundo cambia, siempre lo ha hecho. Pero esos cambios se han visto acelerados por la incidencia de los seres humanos en el planeta, sobre todo a partir de la industrialización y el paradigma de desarrollo que le está vinculado, que considera inagotables los recursos naturales. Hace poco tiempo las manifestaciones ambientales eran entendidas como “desastres naturales”, inciertas, esporádicas e inevitables; sin embargo, hoy comprendemos que muchos de esos cambios están relacionados con la actividad humana y que pueden ser predecibles y por lo tanto evitables. 

Cada vez son más evidentes los impactos que el calentamiento global está teniendo en las zonas rurales de América Latina y el Caribe:  

a) intensificación de los huracanes con efectos significativos en los eco-sistemas de la Cuenca del Caribe, que incluye a México, el istmo centroamericano, Venezuela, el Atlántico colombiano, así como las Islas del Caribe;

b) incremento en la temperatura media en la zona de los Andes con impactos sobre su ecología, afectando a los glaciares andinos y otros eco-sistemas montañosos que, entre otros, significa reducción en la disponibilidad de agua tanto para riego como para consumo humano;

c) el aumento en la temperatura media y la afectación de los ciclos de precipitación, perjudican seriamente el funcionamiento del bosque tropical amazónico, reduciendo su capacidad de retener carbono, aumentando la temperatura de sus suelos y eventualmente impulsando un proceso de conversión a sabanas; y,

d) aumento en la propensión a inundaciones en las zonas bajas de América Latina y el Caribe (Chiriboga, 2009). 

La creciente muestra del cambio climático y sus repercusiones en los territorios rurales latinoamericanos, trae a la luz las condiciones de marginación y vulnerabilidad que atraviesan sus poblaciones rurales. Todos los países se ven afectados por el cambio climático, pero los más perjudicados son los países y territorios más pobres y vulnerables, aquellos que paradójicamente producen la menor cantidad de emisiones contaminantes. Esto se debe a que cuentan con medios de sustento menos seguros, mayor vulnerabilidad al hambre y a la pobreza, acentuación de las desigualdades sociales (incluidas las de género) y mayor degradación ambiental (PNUD 2007). El cambio climático será, cada vez más, un problema vinculado a los niveles de desarrollo y las condiciones de vida de la población. 

Un elemento central en el análisis del cambio climático es precisamente la vulnerabilidad, en tanto condiciona el nivel en que un sistema es susceptible –incapaz de hacer frente- a los efectos adversos del cambio climático (IPCC, 2001). Si bien todos los países y todas sus regiones son vulnerables o están en permanente riesgo de sufrir sus impactos, también es preciso identificar que su grado de vulnerabilidad está relacionado con diversos factores sociales, económicos y geográficos. Así, se ha constatado que la falta de crecimiento económico, la desigualdad, la existencia de marcos legales deficientes y las presiones demográficas, son factores que elevan la vulnerabilidad ante la variabilidad climática (CEPAL, 2002). 

Las dinámicas sociales, económicas, políticas y ambientales actuales plantean una diversidad de problemas multidimensionales que rebasan la capacidad de los gobiernos y las sociedades para enfrentarlos.  Si bien, el cambio climático no es un fenómeno nuevo, la magnitud, la velocidad de sus eventos y las repercusiones de éstos han adquirido una nueva dimensión a partir de las últimas tres décadas.  No se trata de establecer una relación unívoca entre condiciones de desigualdad y vulnerabilidad y las causas y los efectos del cambio climático; sino que estas relaciones están mediadas por el contexto ambiental, social, económico, cultural y político, y, por lo tanto, varían entre distintas regiones y países, así como al interior de los mismos.

Crédito fotografía: Ecologismo.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: