Posteado por: periodistarural | 5 abril 2010

Alejandro Schejtman: “Nicaragua no cumplirá los Objetivos del Milenio”

Por Gisella Canales Ewest
Miembro de la Red Prensa Rural
Periodista – Diario La Prensa de Nicaragua

Los últimos estudios de Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural indican que la disponibilidad alimentaria en Nicaragua se encuentra en estado “crítico”, al igual que en países como Guatemala, Haití, Honduras, Bolivia y Perú.

Esos mismos países, incluyendo Nicaragua, además cuentan con una autonomía alimentaria baja, contrario a países como Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay, los cuales tienen una autonomía alta y un nivel de suficiencia alimentaria plena.

Durante el Encuentro 2010 Territorios Rurales en Movimiento, del Programa Dinámicas Territoriales Rurales, de Rimisp, realizado recientemente en Bogotá, Colombia, se discutió el tema de la seguridad alimentaria en Latinoamérica.

Alejandro Schejtman, investigador principal de Rimisp, expuso que por la “crítica” disponibilidad alimentaria de Nicaragua y la baja autonomía en ese sentido, el país no cumplirá el Objetivo de Desarrollo del Milenio en el eje de pobreza.

El Salvador, Guatemala y Honduras se suman a Nicaragua en la lista de países que no podrán cumplir con las metas de la “Declaración del Milenio”, suscrita unánimemente por los 189 estados miembros de las Naciones Unidas al final de la “Cumbre del Milenio” celebrada en Nueva York, en septiembre del 2000.

El compromiso en esa ocasión fue “liberar a todos los hombres, mujeres y niños de las lamentables e inhumanas condiciones de extrema pobreza”, pero Nicaragua aún dista de alcanzar ese objetivo, según explica Schejtman.

¿A qué se debe que Nicaragua no alcance los Objetivos del Milenio?

Hay una relación directa entre los niveles de pobreza, el acceso a los alimentos y los niveles de desnutrición, y como entre las metas del Milenio hay dos tipos de metas, una de la más exigentes es la meta que instaló FAO para los llamados compromisos del Milenio. Ahora resulta que agudizada por la crisis, pero ya como tendencia, los niveles de desnutrición, aunque han venido reduciéndose, no lo han hecho al ritmo que tenían que haberlo hecho para cumplir con las metas y el problema de los niveles de pobreza unido al acceso a los alimentos que tienen varios segmentos .

¿Qué es lo que debió hacerse para cumplir con ese compromiso?

Es una gama muy amplia de políticas. Algunas tienen que ver sobre todo en los sectores más pobres, de manera a corto plazo… a largo plazo el tema es realmente refundar la agricultura, abrirse a innovaciones tecnológicas que han estado apareciendo y respecto a las cuales hay en muchos lados muchos prejuicios, que tienen que ver por ejemplo con toda la revolución en materia de semillas, pero sobre todo también acceso a activos fundamentales que carecen los pequeños productores, tierra suficiente, acceso al arriendo de tierras, etcétera, pero básicamente es un problema de los activos, digamos materiales, para poder efectivamente sumarse al proceso de crecimiento.

En comparación con el resto de Latinoamérica, ¿cómo está Nicaragua en términos de seguridad alimentaria?

Tiene y ha tenido a veces en algunos productos como el arroz, problemas. Primero de una oferta insuficiente, a veces ni siquiera para cubrir la demanda efectiva, mucho menos cuando además se está pensando en toda la gente que teniendo necesidades no tiene los ingresos para poder acceder a sus necesidades, entonces los niveles de dependencia del exterior por lo tanto en lo que sean capaz de exportar para comprar, la ponen siempre en una situación muy crítica y muy sensible a los cambios de precios como los que han habido recientemente en la economía.

¿La seguridad alimentaria en Centroamérica se ha reducido o ha aumentado en los últimos años?

Ha tenido una tendencia a reducirse, pero ha recibido el golpe de la crisis, tanto la financiera porque hubo problemas con empleos y salarios y sobre todo por el impacto de los precios agrícolas, que como se mostraba en la presentación pudieron protegerse algunos sectores que no influyen tanto, por ejemplo el autoconsumo.

¿Qué puede hacer el Estado para contrarrestar esta situación?

En general es un problema de fortalecer los activos de las familias pobres, en este caso en particular, en el sector de agricultura familiar; entender muy bien la diversidad que hay en esa agricultura y tener entonces en función de los distintos tipos de agricultura familiar, políticas específicas para cada tipo.

En Nicaragua la pobreza se concentra principalmente en el sector rural. ¿Cómo puede reducirse la pobreza en esa zona?

Básicamente se debe ver cómo se mejoran, cómo se transfieren activos hacia los sectores pobres: tierra, educación. Son procesos de relativo largo plazo pero que requieren pasos inmediatos muy importantes que ponen en riesgo la redistribución de los activos que permiten generar ingresos, que no son fáciles de hacer.

Este artículo de opinión fue publicado en el Diario La Prensa de Nicaragua el 05/04/2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: