Posteado por: periodistarural | 29 junio 2010

Inocuidad alimentaria: un injusto doble estándar

Por Francisco Aguirre 
Investigador Principal de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural 

En el último tiempo han circulado diversas informaciones sobre un desalentador panorama en materia alimentaria: el consumo que hacemos en el país de productos hortícolas con altos niveles de contaminación con plaguicidas, cuya concentración parece alarmante. Algunos de ellos, están prohibidos en Estados Unido y Europa por provocar grave daño a la salud humana en el largo plazo.

Sorprendentemente, las informaciones dieron cuenta de que las muestras tomadas a lechugas de la vega contienen bastante menos químicos (sólo el 8% tiene un nivel de residuos de plaguicidas sobre la norma chilena) que las tomadas en las dos grandes cadenas de supermercados (el 25% están sobre la norma). Esto prueba que los consumidores más exigentes estarían pagando un precio mayor por las hortalizas en función de su calidad visual, pero no de su inocuidad, es decir, su valor como producto alimentario sano.

Este es un llamado de atención importante porque deja al descubierto el doble estándar de las políticas.

Al promover a Chile como potencia alimentaria, aparentemente sólo estamos hablando de los productos agrícolas que exportamos y claramente no de los que consumimos al interno.

Se deja en evidencia que una proporción muy alta de las hortalizas que se comercializan en Chile (sobre el 60%) no entrarían al mercado de exportación europeo o estadounidense, a diferencia de lo que sí sucede con la fruta de exportación que se rige por las elevadas normas de los mercados más exigentes. Se entrega un mensaje engañoso cuando en la campaña para combatir la obesidad en chilenos y chilenas se llama a consumir más frutas y verduras (“Cinco al día”), asumiendo implícitamente que hortalizas y frutas no producen ningún efecto negativo en la salud de las personas.

En este tema la responsabilidad es múltiple.

El rol fiscalizador que deben cumplir los ministerios de Salud y Agricultura; el papel de los consumidores para exigir que lo que comen no afecte su salud, los intermediarios que deben demandar a los productores la certificación correspondiente, y los propios agricultores que no deben esperar a ser fiscalizados para vender productos de calidad e inocuos.

Esta situación hay que mirarla como una oportunidad para comprometer a instituciones, agricultores y consumidores en el cumplimiento de la Buenas Prácticas Agrícolas, normativa ampliamente utilizada para productos de exportación, y que tiene un fuerte apoyo técnico y financiero por parte de CORFO.

Pero el cumplimiento de esta norma no es suficiente. La oferta de productos “más sanos” debe ser comunicada apropiadamente a los consumidores para que tengan oportunidad de escoger, y de esta forma favorecer el desarrollo económico y comercial de una agricultura comprometida con la salud de sus trabajadores y de las personas que consumen sus productos.

Si esto se extendiera al conjunto del mercado podríamos superar la contradicción de exportar productos inocuos y consumir internamente alimentos contaminados. 

Existe una segunda y no menos importante oportunidad. Una parte significativa de la producción de hortalizas es cultivada y comercializada por pequeños productores. Su pronta incorporación a las normas más exigentes de sanidad e inocuidad alimentaria les permitirá mantenerse en el negocio, y al país conservar un importante grupo de valiosos pequeños empresarios.

Cuando hace algunos años se produjo la epidemia de cólera en el país, se dio un primer salto significativo en la calidad e inocuidad de las hortalizas, exigiéndose y controlándose que se regaran exclusivamente con agua de pozo. Este es el momento oportuno de dar un segundo paso que permita garantizar la inocuidad de la oferta alimentaria, consecuente con ser potencia alimentaria interna y externamente, y enfrentar los programas de hábitos alimentarios de la población con alternativas que no afecten su salud.

La carta fue publicada en la Revista del Campo de El Mercurio de Chile el 28 de junio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: