Posteado por: periodistarural | 10 julio 2010

Descentralización y desarrollo territorial

Por Claudia Serrano
Directora ejecutiva de Rimisp – Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural

Chile tiene una fuerte tradición de Estado unitario, centralizado, con un gran peso del nivel nacional sobre regiones y comunas. Un modo de organización diferente, por ejemplo, al de México, Brasil  Argentina o Estados Unidos; países federales. Hace más de 30 años, el  país decidió modificar su sistema de administración para dejar atrás el excesivo peso depositado en el nivel central y pasar a ser un Estado unitario descentralizado. La idea era acercar la toma de decisiones a la gente, evitar burocracia, responder mejor y más pronto a las necesidades de regiones y comunas.  Parece obvio y sensato cuando uno mira a lo largo de Chile la enorme heterogeneidad de realidades ambientales y geográficas, sociales y productivas. Sin embargo, cuánto le ha costado y le sigue costando a nuestra cultura aceptar de una buena vez que la descentralización no es un riesgo, sino una oportunidad.

Quienes ven riesgos, temen que se usen mal los recursos, se tomen malas decisiones, se caiga en la discrecionalidad de liderazgos locales, se pierda sentido estratégico de país en asuntos vitales de orden nacional: infraestructura, seguridad, defensa, relaciones internacionales. Soy de las que ve oportunidades de toda índole: para el desarrollo económico y social, para la democracia y la participación ciudadana. La descentralización ya no es una respuesta a necesidades de mejor administración del Estado, argumentos que estuvieron en sus orígenes, es una respuesta a las demandas de competitividad y democracia del siglo XXI.

Es fundamental comprender que la creación de valor, los procesos productivos, la innovación, las mejoras, no se concentran en Santiago. Si seguimos pensándolo así, estaremos restando y desconociendo el aporte y la creatividad diseminada por todo el país. Visité en Arica centros de investigación genética de semillas de maíz, capitales internacionales, instrumentos CORFO, biotecnología de punta localizada en Chile. Estuve en Atacama observando procesos biológicos para colaborar al laminado de cobre; proceso que antes se hacía con materiales ácidos, peligrosos y contaminantes. Visité  en la región del Maule a productores de vino y fruta; inversionistas del sector turismo en las zonas extremas del país. En los territorios la apuesta está en agregarle valor a las materias primas para conquistar mercados y generar empleo.

Hay quienes podrían pensar que basta con dejar operar al mercado y ya se verá. Esa idea se ha ido desmoronando por sí misma. Si algo promete la descentralización, es una capacidad estatal de estar más cerca de las realidades territoriales para motivar y acompañar procesos de desarrollo con los instrumentos propios de la acción pública: inversión, servicios, regulación.  A la vez, la descentralización supone que se activan los actores locales porque los territorios son una construcción social donde los actores y sus proyectos son los que cuentan.

Actores y proyectos no sólo se refiere a los actores económicos que efectivamente llevan la delantera del emprendimiento, sino especialmente a pequeños productores que pueden conectarse con iniciativas público privadas que les abran oportunidades de acceder a mercados más dinámicos.

Mi convicción es que cuando las autoridades y los actores locales comparten una visión del territorio y asumen que hay ventajas para todos en echar ese carro adelante, suceden  positivas. Se producen círculos virtuosos que dan cauce a actividades económicas y sociales de beneficio territorial que, por un lado permiten enfrentar problemas de pobreza e inclusión social y, por otro, problemas de emprendimiento, mercados y producción económica.

Estos procesos no sólo se relacionan con asuntos de desarrollo económico territorial. Tienen que vincularse también con una democracia de carne y hueso, donde las personas se sienten cerca de las autoridades, sienten en forma directa el impacto sobre sus propias vidas de las decisiones que se toman, y pueden compartir similares preocupaciones por los asuntos propios del lugar que habitan, motivándose para actuar en común.

La columna fue publicada en los blogs del Diario La Tercera de Chile el 9 de julio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: