Posteado por: periodistarural | 18 febrero 2011

Requiere campo reajuste institucional y cambios legislativos para su desarrollo

Por Ernesto Perea
Director de La Imagen Agropecuaria

A partir de evaluaciones de la OCDE y de la FAO, la Sagarpa plantea un reordenamiento institucional de las secretarías que atienden al sector rural y alimentario para distribuir mejor tareas y funciones, y así evitar traslapes o contradicciones o duplicidades entre éstas, para ello se requiere que el Congreso de la Unión promueva cambios legislativos, expresó el titular de la Sagarpa, Francisco Mayorga Castañeda.

Para atender al campo mexicano la respuesta del gobierno, el Congreso y las organizaciones de productores ha sido inyectar más recursos al sector, pero esto no es suficiente, dado que en la última década se han triplicado los presupuestos de la Sagarpa y cuadriplicado recursos del Programa Especial Concurrente (PEC), pero esos recursos no siempre son bien aprovechados y no siempre se obtiene el retorno deseado, reconoció el funcionario federal.

Las evaluaciones de organismos internacionales y del gobierno federal observan que México es el país de América Latina que más recursos destina al campo y al desarrollo rural y, sin embargo, subsiste la pobreza, en algunos casos extrema. Además, la eficiencia y productividad del campo mexicano no está entre las mejores del continente, indicó.

Por ejemplo, México ha ido perdiendo importancia como productor de café, la productividad por hectárea es muy baja comparada, incluso, con países Centroamericanos, como Guatemala, o Nicaragua; en caña de azúcar la productividad no ha aumentado en los últimos 40 años, es muy baja; ha perdido prácticamente la producción de cacao y Ecuador se ha convertido en un jugador muy importante.

En entrevista con Imagen Agropecuaria, el secretario de Agricultura subrayó que por ello se requiere un reajuste, un nuevo arreglo institucional para dividir tareas de las distintas secretarías que atienden al campo y el rubro alimentario.

Recientemente la OCDE entregó la Sagarpa un estudio sobre el reacomodo institucional en torno a la alimentación en México y FAO también realizó uno el año pasado sobre este tema. Hay muchos programas que se duplican en las secretarías de Reforma Agraria, de Agricultura y la Sedesol, tenemos los mismos programas, por lo que generamos confusión en los productores y, a veces, duplicidades en los gastos, también hay diferentes criterios para otorgar subsidios y financiamiento, aseveró Mayorga Castañeda.

La OCDE recomienda a México tener mayor coherencia entre dependencias, un “alineamientos de responsabilidad”. Por ejemplo, la Secretaría de Economía tiene funciones de abasto e incide en la distribución de productos del campo, ahí estamos duplicándonos; la Secretaría de Salud atiende rastros municipales y Sagarpa rastros TIF, una función similar; la Secretaría de Salud tiene mucha injerencia en pescados y mariscos y Sagarpa, en el sector pesquero. Liconsa, de la Sedesol, atiende el abasto de leche para grupos desprotegidos, pero incide en precios que se pagan al ganadero y en políticas de desarrollo de la ganadería, ahí la Sagarpa queda muy limitada.

La Sagarpa tiene poco que ver con la alimentación, “ya desde el nombre no estamos siendo congruentes, no tenemos una subsecretaría de alimentación y este tema está repartido en muy diferentes entidades”.

La OCDE propone congruencia: Si atiendo cárnicos, también lo hago con pescados y mariscos y aplicó un sólo esquema de certificación para cárnicos; si estamos atendiendo la comercialización de granos, por qué no atendemos también la de frutas y hortalizas. Si estamos haciendo normas sanitarias, por qué no hacer normas de calidad, reflexionó el secretario de Agricultura.

-Y este reordenamiento ¿cuánto tiempo tardará?

–No todo está en nuestras manos. Aquí ya interviene el Poder Legislativo y requiere cambio de leyes. Mientras en la ley de la atención pública federal se diseñen responsabilidades en la forma actual, no podemos sólo con buena voluntad o con cuestiones técnicas querer solucionarlo; podemos avanzar en la coordinación con las demás dependencias para, por lo menos, no contradecirnos, pero al final del día todo eso está limitado, porque depende de la voluntad de los actores. Habría que irnos a un cambio legislativo, que nos asigne tareas y responsabilidades a estas dependencias en forma más coherente, incluso semejantes a las que tienen los principales socios comerciales, quienes tienen armas de las que nosotros no disponemos, precisamente por este arreglo institucional mal llevado…Hay mucho que hacer en el tema legislativo y de repente las agendas legislativas no volean para acá.

–¿Lo que está planteando es una reforma de políticas hacia el campo?

–Exactamente y es lo que piden los productores, pero mucha veces el agricultor se fija sólo en la parte presupuestal, en reglas de operación, en la cantidad de dinero que llega o en los programas, pero no alcanzan a ver que es más complejo y en el día a día lo que estamos viendo es que a pesar de que nos den mucho dinero, pues no podemos gastarlo en lo que es pertinente por ese arreglo jurídico institucional tan limitativo.

-Se pide a las secretarías que gasten el presupuesto, pero sería mejor gastar poco y gastarlo bien…

–Exacto, o gastarlo de forma coordinada. Por ejemplo Campeche tiene potencial para ser productor de granos, pero no tiene infraestructura, ahí la tierra está ociosa y por más dinero que me den a mí, si el agricultor no encuentra un camino o si no tiene electricidad o si no tiene agua, si no hay drenes, como en Tabasco para las inundaciones, le puedo estar mete y mete dinero todos los años  y en la siguiente tormenta el productor va a estar otra vez inundado pidiendo que se le apoye.

Es muy complejo el sistema –remarcó Mayorga–, requiere una verdadera  transformación a largo plazo, yo digo que esto podría llevar todo un sexenio, de realmente ir afinando las áreas de competencia de las diferentes dependencias federales y también entre el estado, la federación y el municipio.

-Por presiones políticas, de algunos gobernantes, de los legisladores se malgasta el presupuesto.

–En gran medida no creo que sea mala voluntad; al revés, creo que la mayoría de los gobernantes quieren ayudar al campo, que éste salga de sus problemas, pero a veces no tienen suficiente conocimiento para hacer las políticas adecuadas o hay intereses, pugnas o atavismos y se piensa que hay cosas que no se pueden tocar y el mundo evoluciona…

El secretario de Agricultura hizo hincapié en que el trabajo está empezando, hay muy buena voluntad, sobretodo del Senado de la República, en el Congreso vamos a iniciar muy pronto una serie de talleres y seminarios para mostrarles las recomendaciones de la OCDE y, a partir de éstas, debemos encontrar nuestra propia solución.

Mayorga Castañeda resaltó que la propuesta que hizo al Congreso de la Unión, al Consejo Mexicano de Desarrollo Rural Sustentable y los empresarios para redefinir la estructura programática de la Sagarpa, fue aceptada y en el presupuesto 2011 ya hay cambios significativos en la cobertura de riesgos, el impulsar bienes públicos, esquemas de extensionismo y capacitación para productores y estamos atendiendo el cambio climático. En capacitación, investigación, extensionismo, la dependencia destinará unos 4 mil 600 millones de pesos y para desarrollo de capacidades otros mil 200 millones de pesos.

Lo anterior aunado al cambio en reglas de operación para que los estados tengan más responsabilidad en el ejercicio del gasto, para que haya un manejo más transparente del ejercicio presupuestal, es un comienzo.

El titular de Sagarpa consideró que estos cambios se requieren porque el gobierno mexicano carece de algunas herramientas que sí tienen nuestros competidores, por ejemplo, las normas de calidad. México está abierto, ya no hay aranceles con Estados Unidos y Canadá y con otros países, pero ellos no permiten la comercialización de cualquier cosa, ponen normas y nuestro país casi no cuenta con estas en materia de alimentos y puede entrar de todo. Esto para el abasto es muy bueno, pero para el productor es malo porque entran productos que no cumplen normas en sus países de origen y que venden aquí a un precio muy bajo, lo que rompe todos los esquemas de rentabilidad del productor, lo acaban.

Y es que a veces –agregó– los procesos para elaborar normas son muy complicados, porque son por conceso, entonces con una parte que se oponga, no camina. En la Sagarpa hay proyectos de norma que tienen 14 años y no es posible que salgan, porque alguien las beta o las obstaculiza; ¿cómo podemos reaccionar rápida y eficazmente a prácticas desleales de comercio? Se preguntó el funcionario.

Por otro lado, Francisco Mayorga hizo referencia que el esquema de tenencia de la tierra de México ya está superado, necesitamos revisarlo, la legislación es muy compleja, está muy centralizada, los municipios no tienen prácticamente nada que ver en aspectos territoriales. Las leyes agraria, de aguas, de bosques, de medio ambiente, son federales; los estados y municipios no tienen prácticamente nada que decir en esto. La federación está saturada, no alcanza a responder ágilmente a estas situaciones y, por eso vemos que en el tema de recursos naturales hay un deterioro muy rápido del suelo, del agua, de los bosques y eso impacta a la producción agrícola.

Promoción hacia el exterior

En materia de comercio exterior, el secretario de Agricultura habló de la promoción de productos mexicanos en el exterior, donde se está incentivando la asistencia de productores mexicanos a ferias internacionales en Europa, en Asia, en Estados Unidos, Canadá y en Centroamérica, para que puedan aumentar las exportaciones de frutas, hortalizas y carne.

Las exportaciones de carne están creciendo muy rápido –destacó–, en pequeños volúmenes, pero a un gran ritmo. Japón se está convirtiendo en un mercado muy atractivo para nosotros, algunos países de Europa, Estados Unidos y Canadá.

Para abrir estos mercados se está ampliando  la capacidad en rastros TIF, todo lo que es inocuidad y sanidad se están reforzando, hay campañas  de combate de plagas y enfermedades, se avanza en puntos de inspección y verificación, esquemas de certificación internacionales

Las exportaciones crecen más rápido que las importaciones, pero llegará un día en que por lo menos empatemos en la balanza, que tengamos cero déficit; pero estoy convencido de que México puede tener un superávit en balanza agropecuaria, que en el sector pesquero ya se tiene, confió Mayorga.

-¿Va alcanzar la administración actual para ver estos niveles?

–Es muy aventurado decirlo, porque también dependemos de factores climáticos y de los precios internacionales, si suben o bajan, depende de muchas variables, pero aspiraría a que el déficit se reduzca, que se ubica entre 4 y 5 mil  millones de dólares, podríamos reducir ese déficit a la mitad hacia el 2012. Vamos a hacer tola la lucha por lograrlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: