Posteado por: periodistarural | 10 mayo 2011

¿Qué medidas deben tomar los gobiernos para resguardar la seguridad alimentaria de su población ante la reciente alza de los precios de los alimentos?

Casi sin excepción, los países de América Latina han reorientado su atención pública y política hacia un tema que quedó en suspenso tras la crisis económica de 2008. Nuevamente el alza en el precio de los alimentos se instaló en el centro de la discusión económica de la región, y situó a la agricultura y a los productores como focos clave en el diseño e implementación de políticas públicas, y en las acciones de emergencia que impulsen los gobiernos como una forma de palear el impacto económico y social de la volatilidad de los precios.
 
Para la FAO, en su texto, “Directrices voluntarias en apoyo de la realización progresiva del derecho a una alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional” (2005), “existe seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen, en todo momento, acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimentarias”.
 
De este modo, y en términos detallados, la seguridad de los alimentos implica cumplir con ciertos requisitos: tener una adecuada oferta y disponibilidad; que ésta sea estable, es decir, que no haya muchas variaciones ni escasez de productos; que exista acceso a los alimentos y que éstos sean inocuos y de buena calidad.
 
Generalmente, los esfuerzos suelen concentrarse en garantizar a la población -a través de políticas públicas específicas- alimentos libres de contaminantes. Pero en los últimos años, a esta preocupación, se han sumado las recurrentes alzas en los precios de los alimentos a nivel mundial: la crisis de 2008 y el fuerte aumento de 2010-2011, que para muchos sugiere una nueva crisis.
 
En casi siete meses y de manera ininterrumpida, el azúcar (86,8%), los aceites (64,9%) y los cereales (61,9%) son los productos cuyos precios aumentaron significativamente. En menor medida subieron también los lácteos y la carne.
 
Gran parte de estos alimentos son clave en la dieta de las economías más pobres (por ejemplo el trigo, el azúcar y el maíz). Estados y gobiernos están atentos a la preocupación social que estas alzas generan y a la eventual inestabilidad política que podría desatarse. Existen evidencias recientes en países del norte de África y el Oriente Cercano.
 
Este aumento también ocasiona presiones inflacionarias, especialmente en economías emergentes donde los consumidores destinan gran parte de sus ingresos a la compra de alimentos. Así, por ejemplo, la inflación minorista superó las metas establecidas para 2010 por el banco central en Brasil, el Reino Unido y la Eurozona, al tiempo que el incremento de los precios ha preocupado a gobiernos como India, Indonesia y China, que no tienen objetivos inflacionarios explícitos. 
 
Ante esta inminente crisis, investigadores y gobiernos están repensando los mecanismos que permiten asegurar la provisión de alimentos a la población. A estos esfuerzos dedicamos la presente edición de InterCambios, poniendo a disposición de nuestros lectores una serie de documentos que abordan las recientes alzas de los precios de los alimentos, el debate acerca de si trata efectivamente de una nueva crisis internacional (similar a la de 2008) y las medidas propuestas para garantizar en general una mayor seguridad alimentaria a futuro. 


Lea el boletín InterCambios Nº 120 “Alza en el precio de los alimentos y seguridad alimentaria” entrando a:
www.rimisp.org/boletines

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: