Posteado por: periodistarural | 14 julio 2011

Estanislao Gacitúa Marió (1959-2011)

Por Selim Mohor
Sociólogo, consultor de FAO

Su madre presidenta de la Sociedad Protectora de Animales y su padre director del Zoológico Metropolitano de Chile, más la preocupación cuidadosa de los animales domésticos que rodearon su infancia, parecen explicar que Estanislao Gacitúa optara por estudiar veterinaria en la Universidad de Chile. Allí se reencontró con sus compañeros del Colegio San Ignacio, con quienes adscribió a las ideas de la Teología de la Liberación. Era el fin de los años setenta; la dictadura cruel e imperial.

Es un joven veterinario, comprometido con los grupos vulnerables, quien se instala con su familia, ya en la mitad de los ochenta, en la sureña ciudad de Temuco, donde trabajará con gente mapuche en un pequeño proyecto porcino. Tal vez su primer y último trabajo en salud y producción animal. Luego ingresó al Grupo de Investigaciones Agrarias (GIA), siendo el encargado de alimentar la revista agraria con las realidades sureñas. De regreso en Santiago, participó en sus primeras investigaciones sociales, oficio que nunca más abandonó y que se preocupó de enriquecer con estudios en la Universidad de Kansas para su Maestría, y luego en la Universidad de Virginia donde obtuvo su Ph.D. en Sociología.

En 1994 ingresa al Banco Mundial, donde trabajará la mayor parte del tiempo para la región de América Latina y el Caribe. Estanislao reunía la doble calidad de investigador analista eficiente y de operador pragmático de proyectos de inversión financiados por esa entidad, tales como Desarrollo Comunitario en Paraguay, el Proyecto de Desarrollo de Pequeños Productores Agropecuarios PROINDER en Argentina, Desarrollo y Paz en Colombia, entre otros.

Fue un estupendo compañero de viajes que enriquecía las salidas al campo donde intervenían los proyectos. Con él se conversaba y se discutía siempre, desde antes del desayuno hasta el anochecer. Lo hicimos, tantas veces juntos, por el norte argentino, por Paraguay, por Chile y otros lugares, visitando los paradigmáticos criadores de cabras en parajes secos, mujeres artesanas rurales que respondían incómodas a las preguntas del estudio sobre salud reproductiva, campesinos agobiados de sequías e inundaciones que ciertamente no entendían las demoras de los programas de emergencia…, o discutiendo sobre los mecanismos que garantizarían la llegada de los beneficios a los más pobres y sobre el perfeccionamiento de los sistemas de seguimiento.

Acompañarlo era también simpática resistencia a su paso siempre rápido, como si estuviese obligado a trasladarse continuamente, y a su hábito de tomar un ligero café por la mañana, ayuno durante el día completo hasta la cena, transformada entonces en un festín considerable por modestos que fueran sus ingredientes.

Estanislao supo trabajar con sus colegas responsables de la ejecución de los proyectos en los distintos países, inaugurando diálogos nuevos y colocando por esta vía el objetivo de cada proyecto en la agenda nacional de políticas públicas. El mejor ejemplo es la exitosa organización de la reunión internacional sobre Desarme, Desmovilización y Reintegración en Colombia, en el marco del programa Desarrollo y Paz.

Contribuyó y fue líder de diversas investigaciones en el Departamento de Desarrollo Social, que dieron origen a numerosas publicaciones. Para cada una de ellas, compartió el proceso y la discusión con colegas de diversas universidades y fundaciones. Su área y temas principales siempre fueron pobreza, integración, protección social, gobernabilidad democrática; ese era su interés y compromiso. Primordial fue su contribución a la nueva metodología de Country Social Analysis (Informes de Análisis Social) aplicada por el Banco Mundial para apoyar en los países las estrategias de desarrollo social y la renovación de las políticas públicas. Su último trabajo –Building equality and opportunity through social guarantees– pondrá aún más énfasis en las políticas públicas y mecanismos para garantizar derechos, participación ciudadana e integración social.

En vista de sus aportes y trayectoria profesional, el Departamento de Sociología de la Universidad de Virginia le confirió en septiembre pasado el “Alumni Distinguished Achievement Award” 2010-2011.

Este fue Estanislao Gacitúa, sociólogo tenaz, de inteligencia fina, cordial y abierto con quien se le acercase, promotor de encuentros humanos cálidos y siempre interesantes, generador intelectual de propuestas innovadoras, y de amistad generosa con quienes fuimos sus amigos. Se ha ido digna y tempranamente, pero seguirá con nosotros mucho tiempo, porque hizo y nos dejó muchas buenas cosas.

Columna publicada en Revista Equitierra Nº9. Léala entrando a:
www.rimisp.org/equitierra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: